Beatles

febrero 15, 2014 at 9:23 pm (De la nada...)

Se sentó en el asiento del medio y empezó a pedir porque no llegue nadie. No por antisocial, ni porque quisiese acostarse a lo ancho de los tres asientos (aunque mal no hubiese estado en un vuelo de trece horas que parecieron cuarenta y ocho), sino por el equipaje que llevaba, que valía por tres personas.

La cuestión es que igual cayeron dos personas: un nene de trece años (que se miró cinco pelis y no dejó dormir una mierda) y su mamá.

Dadas las circunstancias hubo que volver a ubicar el equipaje, cuyo principal problema era un laúd que compró de paseo.

”Igual, esto no es nada. Cuando yo tenía tu edad, también era fanática de la música, ¡y era mucho peor que vos! yo me compraba los discos viejos ¿viste? los grandotes. Entoces los tenías que cuidar, porque, si el laúd se te golpea un poco no pasa nada, se le hace una marquita a lo sumo. Un disco rayado no sirve para nada…” Dijo la señora madre simpáticamente.

Se ve que nunca se le rayó un disco de los Beatles, en la parte que dice ”is love”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: