Arco iris

noviembre 29, 2013 at 6:45 pm (Algo nuevo en mi cerebro..., Homenajes)

Y de cada parte de la cabeza le salía un hilo de cada color. Rojo, azul, amarillo, fucsia, un arco iris. Todos esos colores iban a un agujero negro, donde previamente se juntaban, y se volvían marrón.
Estaría bueno pensar, que cada uno de esos colores, es una forma de ser, una idea. Y saber que cada uno de esos colores, fue una trompada de cada compañero de curso, o de promoción.
Trompadas reales, porque algunas manos fueron fuertes (y ni hablemos de las bombuchas), pero trompadas que valen la pena, porque te dejan ver, mientras te sacás la suciedad más hermosa de tu vida, que cada color que sale, es una marca de un compañero, y que antes de irse por la rejilla, se juntaron, como estaban juntadas en tu cabeza, y como realmente te forman a vos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: