La paz de las 6

noviembre 13, 2013 at 5:23 pm (De la nada...)

Sin reloj de pulsera ni celular, la única medida de tiempo son los cambios de semáforo (que no sabe cuánto duran). Uno, dos. Un cambio más. Dos autos y un 15 que no los cierra porque no hay nadie en la parada esperándolo. Cuatro o seis ”cu cu” e incontables ”pío pío” que anuncian el comienzo del día, la salida del sol.
Tres cambios de semáforo, en musculosa blanca, a las 6 am.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: