La biblioteca del futuro

mayo 19, 2013 at 11:56 pm (Grandes verdades)

Tocó timbre y esperó. Le había hablado tanto de su biblioteca, pero tanto, llena de música, textos, y videos, que estaba emocionada por entrar a verla. En su casa ella tenía un par de libros y otro par de CDs. No porque no quisiese tener más, sino porque la guita no le daba para tanto.
Ella no era una pesetera, pero eso le llamaba la atención: ¿Cuánta plata podía tener su nuevo amante? ¿Robaba bancos? ¿Lavaba guita? ¿Invertía? No tenía ni idea, pero evidentemente la plata le llovía.
Cuando el chabón bajó y abrió ella le dio un beso tranquilo. No quería calentar la cosa temprano, quería poder mirar la biblioteca detenidamente antes del trámite. Era puta, pero tenía prioridades.
”Hola ¿Qué tal? Todo bien, sisi, tu familia, buenísimo”. No conocía a la familia pero viste como somos, decimos cualquier boludez con tal de decir algo.
15F, alto y al fondo, la ansiedad le hace comerse las uñas recién hechas. ¡Lo que le habrá dicho de esa biblioteca! Un rompe bolas.
El ascensor frena, caminan el pasillo, el tipo abre las tres cerraduras y lo primero que se deja ver es un mueble gigante, donde entrarían algo así como cien libros y cien CDs.
Se deja ver un mueble gigante, y apoyado arriba un pendrive, y encima made in China.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: