Panza llena, corazón contento

abril 9, 2011 at 1:17 am (De pie, Homenajes)

Salí a cenar. Otra vez a un lugar desconocido pero de buen nombre: Los Maizales. ”Comida de todos los países”. Motivo: ibamos a ir al cine… pero copó más esta idea.

Había merendado como cinco chegusans de la Bobe, pero tenía un hambre para mil, y llegamos de una buena vez. Lo que en principio parecía fila, y mucha, era simplemente la fila para la matiné de viejos del boliche de al lado (matiné de viejos sí, sí). Entré y esta vez, habiendo aprendido de la vez anterior no miré el techo, no tenía sentido.

Nos sentamos y dejamos a mi mamá (había ido también con mi hermana) esperando al mozo, mientras nosotros nos servíamos la entrada. Vale aclarar que es tenedor libre. Una ensaladita, algun fiambrín, livianito.

-No hay naranja.

– ¿Ni Mirinda?

– No, ¿qué te pido?

– Coca…

Y fue Coca nomás. Primer plato arriba del aceptable, proseguimos con el siguiente, en el cual le tocó a mi hermana quedarse cuidando las cosas. Fue ahí donde empecé a planear el ”tour”: Primero la entrada caliente, después las pastas, después paella, y después hablamos. Pero mi gula no me permitía no mirar, y se me escapó un ”¿por la comida española no vamos a pasar?” a lo que mi madre respondió ”Cambiemos las papas fritas por una tortilla española” y fue la mejor decisión de la noche.

Salteando detalles, y reafirmando la calidad del lugar, comimos el queso fundido al que adjetivé como ”místico”. No comí pasta, le robé unos fideos de remolacha ( que de remolacha no tenían nada) a Lau, y si bien consideraba innecesaria la fila, comí carne como argentino que me hago llamar, un poco seca por cierto, pero carne en fin (nada superará el pechito a la barbacoa de mi tío).

Llegando a lo importante, como siempre el postre, debo comentarles que merece mención especial. No tanto por su sabor, ya que a comparación con el ”Barrilete Cósmico” (buscar en categoría homenajes), era como ver un partido de la C en lugar del Boca – River. Pero si por el postrero.

Dios de los chefs, maestro del manejo del caramelo prendido fuego, el equilibrio de los sartenes, y los panqueques voladores, alabado sea tu wafle de manzana que comió mi hna., pero que doy fe de que estaba rico. Lamento no haberlo filmado, lo juro. Poder hacer girar un sartén arriba del otro, o darlo vuelta sin tirar el panqueque debe ser más complicado que el mismísimo gol del Diego a los ingleses.

Postre livianito para mi: flan con dulce y crema, 2 míseras trufas y cheescake, que nada tiene que hacer contra la de mi tía. Propina para el panquequero. Al mozo se la debemos… ni agua fría nos dio…

P.D.: de poder vayan, el sólo ver el gigantezco frasco de aceitunas apoyado en la mesada de la comida española te hace caer la baba.

Anuncios

4 comentarios

  1. Pame said,

    Los maizales!! qe rica comida dan ahi! Fuimos toda la familia algunas oportunidades.. 😛 qe rico.. me diste ganas de ir 😛
    Posta qe rico.. 😛
    Muy buen post 🙂

    • Pame said,

      Ah! me olvidaba.. re loco la llamarada panqeqe esa 😛
      Baaaaaaaaaaaaaaaaaba… (?

  2. Palmi said,

    Alabado sea el panquequero!
    Los fideos de remolacha me siguen sonando asquerosos… y tu postre deja mucho que desear :_
    después de eso, me gustó tu anécdota :p

  3. primo said,

    Sos un chupaculos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: