Querido pueblo:

febrero 28, 2011 at 7:56 pm (Desde el fondo de mi mente...)

Nací en 1931, y ya era de los dos más grandes. Pero les voy a contar desde la historia más grande para aca. En 1960 nació mi Dios. Esperé 18 años para que un iluminado lo deje afuera de su sueño. Mas sin él alcanzó, con mucho reproche se alcanzó la gloria.

Cuatro años pasaron y todos estaban ilucionados con Dios en cancha, habiendo ganado en el campeonato de mini Dioses el año anterior. Pero esta vez no alcanzó, el mal juego y el buen juego se juntaron para que el más grande de mi historia no lograse cumplir su cometido.

Ya por 1986 la historia sería la misma pero con un final feliz. Dios asomó su mano, y dejó a todos los ingleses apilados. Con ”Burru” como ayudante también se le ganó al cáncer que padezco desde esos años. Toqué el cielo con las manos. Jugaba Dios y yo era por decirlo así ”el paraíso”. Don nariz había hecho un equipo feo pero eficaz…

…Hasta 1990, la lágrima. Codesal, Brehme, un penal que no fue, y chau. Ni el bidón, ni Dios, ni Bilardo que no había levantado la copa, ni nadie me devolvió la gloria. Lo de 1991 no fue nada.

Para 1994 se sufrió. Estuvo el ”Batigol” que me metió en USA 1994. Estaba todo dado, ”el Bati”, el ”Pájaro”, ”Dios”, el ”Coco”, etc. Pero también estaba Rumania, y también estaba la ”Dama de Blanco”. Esa señora que se llevó a Dios disfrazada de enfermera, pero que de buena no tenía nada. Se lo llevó para siempre.

En 1998 estuvo ”Lechuga” disfrazado de Goyco, y el ”Bati” tapando grietas. Pero no se pudo, distracciones llevaron a que Bergkamp terminara con el sueño. Había que volver a esperar. El ”Gran Capitán” no emuló al de las canchas.

En 2002 un loco lindo traía la alegría. El fútbol, el buen juego, los cracks, todo. Con Crespo o con el ”Bati”, pero se ganaba. Todo era hermoso. Estaba ganado antes de empezar. Eran 8 partidos y nada más. Pero como esto es fútbol y más precisamente del mío, me tocaron los dos europeos. Svensson, Verón, Beckham… y chau chau adiós. A llorar a la iglesia.

Para el 2006 un perfil bajo, un 10 como pocos, y un semillero muy bien explotado fue a Alemania a ver que pasaba. Pero las heridas de años pasados no fueron saneadas, y la historia se repitió: otra vez penales de por medio.

Y en el último golpe ya con todo destruido con todos los pendex afuera, cosa que venía pasando en los últimos 8 años más o menos, vino Dios, que no es técnico, y la gente lo bancó… más o menos. Se sufrió, y hubo que recurrir a San Palermo. Se viajó y como todas las veces se ilusionó a la gente. Pero Alemania es Alemania y perdimos, y a volver a esperar…

El fútbol argentino

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: