El gorrito de lana azul

noviembre 24, 2010 at 8:06 pm (Cuentos, De la nada...)

El arbolito caído al lado del farolito de la callecita de a la vuelta de la placita donde su mamita le dio a luz le dijo: ‘’Me voy a ver a tu mamita, me está esperando sentada en su sillita, tejiendo una gorrita para vos. Te prometo que en el invierno que viene te lo traigo’’.
Pasó el veranito, llegó el otoñito, y muchos arbolitos se siguieron cayendo, ahí en la callecita de la vuelta de la placita donde la mamita le dio a luz. Entonces llegó el inviernote, y el niñito esperó y esperó su gorrita de lana de una ovejita blanca teñida de azul.
Cuando se venía la primavera, que era más grande que el veranito, y más chiquita que el inviernote, cayó el último arbolito, sopló el viento y no me pregunten cómo pasó: salió un gorrito de lana azul con un cartelito en tinta negra que recitaba: ‘’Para el niñito nacido en la placita de a la vuelta de la callecita donde cayó el arbolito, al lado del farolito. Ese arbolito, el que le mandó este gorrito’’.

Anuncios

1 comentario

  1. Leandro Braslavsky said,

    Buena historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: