Le quedó un chorrito

noviembre 7, 2010 at 9:25 pm (Qué chusma!)

Cambiando con la rutina, volví del club de todos los domingos en colectivo. Lo esperé unos 25 minutos (si pueden traten de no tomarse el 34 jamás), y me subí. Me senté en el asiento que quise (siempre está vacío en la parada que yo me subo), y me dispuse a esperar mas o menos 30 minutos hasta llegar a mi casa.

Iba colgado como siempre, hasta que veo que estamos llegando a Santa Fe. De repente veo a un Chabón, de pongamoslé 30 años (la pelada le sumaba como 10), bien pegado contra un arbolito. Evidentemente era manicero, porque se preocupaba más porque no se le vea, a que nadie se de cuenta que estaba meando.

Lo vi y me dieron ganas de preguntarle si estaba placentero, o decirle que era una obra de bien para con el arbolito. Evidentemente se dio cuenta porque empezó a mirar para todos lados. Cuando terminó el amigo le dijo algo que me hubiese encantado escuchar, porque se morían de la risa.

Las cosas como son…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: